miércoles, 3 de marzo de 2010

LAS "MOSCAS COJONERAS"

Dicen nuestras leyes que tenemos un sistema educativo público y gratuito, sin embargo la realidad es muy distinta. Nuestro sistema educativo además de público contempla centros concertados y privados. Pero lo realmente contrario a la ley es la supuesta gratuidad.
El coste medio de una familia con un hijo en edad escolar y en un centro público asciende, solo en libros de textos, a más de 100 euros, y esto sin contar el resto del material curricular.
Es decir, que si la igualdad de oportunidades en la educación es un principio reconocido universalmente, en la práctica, es un principio aún lejos de alcanzar. De hecho, uno de los requisitos indispensables para avanzar en la igualdad de oportunidades es la "gratuidad de la educación" lo que implica necesariamente la gratuidad de libros de textos, material curricular, y esto independientemente del poder adquisitivo de las familias.
Pero es ahora, con la crisis económica, cuando esa gratuidad se hace más perentoria, porque en el caso de familias que padecen el paro, es necesario concretar políticas que se dirijan a contrarrestar las situaciones de exclusión social y precariedad que padecen muchos ciudadanos pacenses.
Esta argumentación es la que nos ha servido de base en IU para presentar una moción en el Ayuntamiento de Badajoz en la cual se ha solicitado que se inste a la Junta de Extremadura para que en los próximos presupuestos se contemplen las partidas necesarias que posibiliten que los hijos en edad escolar de las familias en paro tengan libros, material y comedor escolar gratuitos.
Una vez presentada y debatida la referida moción vino la sorpresa: el PP votaba a favor de nuestra propuesta, mientras el PSOE se abstenía. Tengo que decir que me dan igual las razones del voto favorable del PP, pues pudiera ser cierto que su voto favorable residiera en el hecho de que era una demanda a la Junta de Extremadura donde ellos no gobiernan. Pero a los efectos, ya puede estar detrás de las razones Dios o el Diablo, porque lo realmente importante es que, independientemente de sus razones e intenciones, la moción llegará a la Junta y esto nos sirve para posibilitar la ayuda económica a quienes, sin haber provocado la crisis económica, son los que padecen sus consecuencias.
Lo doloroso es la posición del PSOE, pues argumentando la existencia de becas y ayudas regionales, se abstuvieron. No quisieron comprender que hay muchos trabajadores que incrementan los datos del paro después de iniciado el curso escolar y que si al inicio de éste no tenían derecho al acceso de becas, posiblemente queden en desamparo ante una educación cuyo caso no contempla. ¿Debe un niño abandonar un comedor escolar porque la situación económica de sus padres cambia a mitad del curso al quedarse en paro? Es muy posible que las razones del PSOE para su abstención fuera que la moción implicaba a la Junta de Extremadura. Es decir, justo el caso contrario de las razones del PP.
Pues bien, independientemente de que la posición del PSOE nos subleve más o menos por su insensibilidad social cuando afecta a la gestión de sus dineros públicos, creo que esta moción ha demostrado una cosa en el plano político: La necesidad de que en las instituciones esté presente una mosca cojonera que ponga sobre el tapete las incoherencias de los partidos mayoritarios. Y se nos podrá acusar de "mosca cojonera" pero diremos alto y fuerte ( y con algo de ironía), que en IU nos reconocemos como una mosca cojonera solidaria con quienes están en precariedad y en riesgo de exclusión social.
Ahora que cada cual saque sus conclusiones sobre la posición de cada grupo político.

2 comentarios:

guty dijo...

Como ya comentamos en este mismo espacio, los has puesto en un aprieto. Tanto al P.S.O.E. como al P.P. les da igual el fondo de la cuestión, lo único que les importa son los intereses del partido.
¡Que pena dan!
Las moscas cojoneras tenemos nuestro sitio en la sociedad y aquí se ha demostrado. Enhorabuena Manolo.

Santiago dijo...

El día en que los partidos políticos, en vez de preocuparse de su cuota de poder y de sus intereses, se ocupen de los ciudadanos ya no harán falta moscas cojoneras. De momento, ya está bien que haya al menos una mosca cojonera en Extremadura llamada IU.